Apoyo Legal 2017-06-30T18:49:26+00:00

INTRODUCCIÓN

Siendo conscientes de la delicada situación en la que se encuentran los herederos, la especialización de nuestro equipo dando apoyo legal permite la tramitación de una herencia desde el principio hasta el fin:

  • Liquidación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  • Aceptación de herencia y Otorgamiento de nuevas escrituras.
  • Titularidad de bienes muebles e inmuebles.

Pese a que las exigencias legales y tributarias varían dependiendo de la provincia donde hubiera fallecido la persona, ello no complica el caso gracias a los conocimientos y experiencia adquiridos.

En nosotros encontrarás una ágil gestión para cerrar éstas incómodas etapas lo antes posible.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿En qué partes se divide una herencia? 2016-03-01T09:48:36+00:00

Como regla general toda herencia se divide en tercios: uno hace referencia a la legítima, otro a la parte de mejora y el tercero al apartado de libre disposición. Los problemas surgen cuando dependiendo del tipo de herencia y herederos se trate, hay que adjudicar esos tercios respetando lo que dispone la Ley.

¿Qué valor tengo que dar a los bienes en la herencia y el Impuesto de Sucesiones? 2016-03-01T09:47:54+00:00

En principio, la elección del valor en que se tasan los bienes es libre, únicamente existe la limitación de Hacienda, que es la que otorga el Valor Mínimo Atribuible (VMA) y que es distinto al valor catastral. Eso significa que si Hacienda tiene tasado un piso en 150.000 €, por ejemplo, los herederos podrán elegir como valor del inmueble cualquier otro, pero siempre respetando el límite de que dicho valor no sea inferior a los mencionados 150.000 €.

¿Le van a echar al viudo de casa? 2016-03-01T09:47:21+00:00

Rotundamente, no. La ley habla de los herederos legitimarios, que son los que forzosamente deben recibir determinada parte de la herencia. Esos herederos son los hijos, padres y, por supuesto, el cónyuge viudo. A éste se le protege con el usufructo vitalicio, eso significa que va a poder seguir disfrutando en vida de los bienes del causante (tanto muebles como inmuebles).

¿Tienen que ir todos los herederos a firmar a la Notaría? 2016-03-01T09:46:46+00:00

Como regla general, sí. No obstante, hay que diferenciar entre si se trata de una firma de Declaración de Herederos o una firma de Escritura de Aceptación y Partición de Herencia o Instancia.

En la primera, con que comparezca uno solo de los herederos acompañado de dos testigos es suficiente; en la segunda, deben comparecer todos los herederos, si bien para el caso de que sea absolutamente inviable la presencia de alguno de ellos, éste podrá otorgar un poder en cualquier notaría a favor de cualquiera de los otros herederos para que actúe en su nombre.

¿Qué obligaciones tengo? 2017-06-30T18:49:28+00:00

Obligación como tal tenemos en relación al llamado Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que surge precisamente por el hecho de ser herederos. El plazo de presentación y la legislación aplicable dependen del lugar en el que hubiera estado empadronada la persona los últimos cinco años. Aquí en Bizkaia debe presentarse ante Hacienda Foral de Bizkaia dentro del plazo de un año.

Otra obligación es la relativa a la formalización de un documento que denominamos “Instancia” y que se otorga en la Notaría. La exigencia del mismo deviene de los requisitos bancarios establecidos puesto que las entidades bancarias requieren a los herederos sobre la acreditación tanto de la titularidad como del reparto de los productos financieros y saldos que tuviera el fallecido.

Asimismo, necesariamente deben otorgarse Escrituras de Aceptación y Partición de Herencia en los casos en que se pretenda vender cualquier bien que constara a nombre del fallecido. El fundamento reside en que se trata de actos “entre vivos”, en resumen, alguien no puede vender algo que no es suyo porque todavía no se ha inscrito a su nombre.

¿Y si no hay testamento? 2016-03-01T09:45:41+00:00

No es ni positivo ni negativo el hecho de que alguien fallezca sin testamento. Lo único que difiere es que hay que tramitar un paso previo conocido como “Declaración de Herederos”. Esta declaración debe otorgarse en una Notaría en presencia de al menos uno de los herederos, y que éste vaya acompañado de dos testigos que no pueden ser de la familia (amigos, vecinos, etc.).

¿Qué papeles necesito para tramitar el Impuesto de Sucesiones y la Herencia? 2016-03-01T09:45:00+00:00

Son sencillos y la mayoría se tienen en el propio domicilio:

-Certificado de Defunción (Registro Civil)
-Certificado de Actos de Última Voluntad (Delegación del Ministerio de Justicia)
-Copia Autorizada del último Testamento
-Certificado de Empadronamiento
-Fotocopia del D.N.I. del difunto
-Escrituras de los inmuebles que fueren de su propiedad
-Recibos del I.B.I que corresponda a cada uno de los inmuebles
-Certificado del saldo bancario existente a fecha de fallecimiento
-Fotocopia de los D.N.I. de los herederos.
-Libro de familia del fallecido
-Certificados de defunción del cónyuge e hijos premuertos, en su caso.
-Si en su día se presentó la liquidación del Impuesto de sucesiones en Hacienda, el ejemplar debidamente sellado.

¿Y si no me interesa aceptar la herencia? 2015-07-09T09:16:49+00:00

Nadie está obligado a aceptar una herencia, pero la renuncia tampoco es una decisión que se deba tomar a la ligera puesto que conlleva la pérdida de múltiples derechos y en ocasiones resulta imposible sin la intervención de un juez (caso de la existencia de menores de edad).

El banco ha bloqueado las cuentas, ¿qué hago? 2015-07-09T09:16:16+00:00

Cada entidad bancaria posee una política diferente, pero lo común a todas es la obligación de presentar el modelo 650 debidamente liquidado y sellado acompañado de una instancia notarial.

¿Y si uno de los herederos está incapacitado? 2015-07-09T09:15:46+00:00

Cobra importancia el que se encuentre nombrado como tutor del incapaz, ya que será necesaria o bien la autorización judicial o bien la aprobación judicial.

¿Qué hago si hay deudas? 2015-07-09T09:13:52+00:00

Existe una figura llamada “Aceptación a beneficio de inventario”, a través de la cual los herederos protegen su propio patrimonio frente a los acreedores del deudor fallecido.