renunciar a una herencia en asturias

Por qué se renuncia a la herencia en Asturias y cómo evitarlo

Durante el año 2017 se renunciaron en Asturias nada menos que 1697 herencias. Es la cifra anual más alta desde que el Consejo General del Notariado tiene registros. Además la cifra sigue en línea ascendente, pues se trata de 61 renuncias más que en 2016, cuando también se había registrado récord de renuncias.

Esta tónica puede ser debida fundamentalmente a dos factores: el primero, la crisis económica que ha provocado que en muchas herencias hubiera deudas, cargas e hipotecas, cuyos importes de pago pendiente superaban incluso el propio valor del caudal hereditario, y en segundo lugar, la elevada presión fiscal del propio impuesto de sucesiones, lo que unido a la falta de liquidez de los herederos a la hora de afrontar el pago del impuesto, obligaba a los herederos a renunciar, ante la imposibilidad de rendir cuentas con Hacienda.

Por ello, es importante conocer qué posibilidades tiene un heredero en Asturias, para evitar tener que renunciar a una herencia a la que, de otro modo, sí podría tener acceso.

En Asturias, desde el 1 de enero de 2011, es obligatoria la autoliquidación del Impuesto sobre Donaciones y Sucesiones por parte del propio contribuyente, MODELO 650. Esto es, son los contribuyentes (los herederos o legatarios) quienes están obligados a calcular el importe de la herencia o legado que reciben, y quienes deben determinar la cantidad a pagar por el Impuesto sobre Sucesiones.

Calcular y declarar el Impuesto sobre Sucesiones no es tarea sencilla, y por ello hay que conocer al detalle su regulación, pues son múltiples los factores que intervienen en su autoliquidación: el caudal hereditario y el valor que se le dé, el parentesco, el patrimonio previo de la persona que va a heredar, etc…y sobre todo hay que tener en cuenta que las comunidades autónomas, en uso de las competencias que tienen atribuidas, pueden establecer reducciones al Impuesto sobre Sucesiones.

 

heredar en GijónConcretamente en Asturias, se regula en el Decreto Legislativo 2/2014, de 22 de Octubre, al que se han ido añadiendo nuevas modificaciones mediante  la Ley 7/2017, de 30 de Junio, lo cual supone un importante alivio a las herencias en línea directa, adaptándose los beneficios fiscales a la realidad social y económica actual.

En primer lugar, esta nueva regulación incrementa el importe de la reducción para las herencias de los grupos I y II, esto es, descendientes, cónyuges y ascendientes, fijando el mínimo exento en 300.000 €, reduciendo de este modo la fiscalidad de las herencias en línea directa, quedando por tanto el impuesto limitado a las herencias más elevadas.

Además hay que tener en cuenta que los herederos en línea colateral de 2º y 3er grado, así como ascendientes y descendientes por afinidad  también cuentan con reducciones propias, en concreto la general de 7.993,46 €.

En segundo lugar, y por lo que respecta a la vivienda habitual, la reducción puede llegar, en el mejor de los casos, al 99 % del valor de la vivienda habitual, y  además se ha reducido el plazo de la obligación de no disponer del inmueble, plazo que ha pasado de los diez a únicamente tres años.

Esto quiere decir que en la liquidación del impuesto, y cuando se trate de la vivienda habitual del causante, podría llegar a aplicarse una reducción de hasta el 99 % (dependiendo del valor real del inmueble), con la obligación de mantener la vivienda en el patrimonio del heredero durante 3 años, a diferencia de la anterior regulación, en la que para beneficiarse de tales reducciones, la obligación de no disponer del inmueble se extendía durante un plazo de 10 años.

En tercer lugar, y respecto a la herencia de empresas individuales, la nueva regulación  cuenta con tres importantes beneficios: se amplía el alcance de la reducción del 4 %, elimina el valor de la empresa y reduce igualmente el plazo de la obligación de mantener la empresa.

En este sentido, es importante acudir a un profesional experto en materia sucesoria y fiscalidad, que nos permita beneficiarnos de cuantas reducciones, tanto estatales como autonómicas, nos sean aplicables.

 

heredero sin liquidez

Qué ocurre cuando el heredero carece de liquidez para el pago del  Impuesto

 ¿Sino tengo liquidez para el pago del Impuesto, la única opción que me queda es renunciar a la Herencia? Rotundamente NO.

Si la autoliquidación del Impuesto sale a pagar, existen otras muchas fórmulas que evitarían la renuncia por falta de liquidez del heredero;

La primera solución pasa por exprimir los plazos de presentación del impuesto al máximo: en Asturias el plazo de presentación del impuesto es de 6 meses a contar desde el fallecimiento del causante; Además, también es posible pedir una prórroga por otros seis meses más, eso sí con el devengo del interés de demora correspondiente.  Por tanto, en caso de ser necesario para hacerse con liquidez suficiente, se podría llegar a presentar el impuesto, transcurrido un año desde el fallecimiento, previa petición de la prórroga en plazo.

Otra opción, es el cargo del pago del impuesto en la propia cuenta bancaria del fallecido, evitando de este modo tener que “adelantar” el propio patrimonio del heredero para el pago del impuesto.

Incluso si todas estas opciones no fueran posibles o suficientes, por carecer el causante de saldo en la cuenta, también existe la posibilidad de pedir aplazamientos o fraccionamientos..

Concretamente, se pueden pedir aplazamientos de hasta un año, siempre que no existan entre los bienes del causante dinero o bienes de  fácil realización suficientes para el pago del impuesto. La concesión de este aplazamiento no requiere la constitución de garantía, pero se deben abonar intereses de demora.

En cuanto a los fraccionamientos, se pueden pedir de hasta cinco años, siempre que no existan bienes suficientes para el pago del impuesto, e incluso, dependiendo de las cuantías a aplazar y/o fraccionar, sin necesidad de prestar garantía, aunque eso sí, se deberán abonar intereses de demora.

Estos plazos de entre uno y cinco años de aplazamientos/fraccionamientos nos permitirán desbloquear el patrimonio hereditario, tanto saldos de las cuentas como incluso la venta de los inmuebles, permitiéndonos de este modo generar liquidez para el pago del impuesto, y evitando tener que renunciar a la herencia a la que estamos llamados.

 La renuncia de la herencia en fraude de acreedores

También es frecuente la renuncia a la herencia por parte de aquellos herederos que se encuentran en situación de insolvencia, con la finalidad de que sus acreedores no puedan cobrar sus créditos, renunciando a la parte de la herencia que le corresponde, acreciendo al resto de herederos, normalmente hermanos del renunciante, y con los que llega a algún tipo de acuerdo privado.

Esta estrategia, al fin y al cabo, fraudulenta, puede quedar sin efectos si los acreedores ejercitan la acción que les confiere el artículo 1.001 del Código Civil“Si el heredero repudia la herencia en perjuicio de sus propios acreedores, podrán estos pedir al Juez que los autorice para aceptarla en nombre de aquél”, añadiendo el párrafo segundo que dicha aceptación “solo aprovechará a los acreedores en cuanto baste a cubrir el importe de sus créditos. El exceso, si lo hubiere, no pertenecerá en ningún caso al renunciante, sino que se adjudicará a las personas a quienes corresponda según las reglas establecidas en este código”.

La acción que se le otorga por tanto al acreedor, a través del citado artículo 1.001 C. Civil, intenta evitar que el heredero deudor, pretenda seguir, mediante fraude, en estado de insolvencia.

 

La renuncia es una decisión que no debe tomarse a la ligera, pues se trata de un acto irrevocable que implica no haber sido nunca heredero, no haber poseído la herencia en ningún momento, y una vez renunciada no existe posibilidad de “arrepentirse” por ello, si nos encontramos ante esta situación es importante buscar el asesoramiento de un profesional en la materia que nos ayude a valorar todas las opciones posibles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Requerido